Por qué los estanques y lagos tienen poder curativo



¿Sabías que hay una razón científica por la que un baño en la ducha es tan refrescante? Es la misma razón por la que la gente acude en masa a los lagos, ríos, océanos y cascadas en temporada de vacaciones. El agua que cae de fuentes, cascadas e incluso la ducha matutina libera iones negativos en la atmósfera circundante. Y estos iones tienen un efecto profundo en nuestro bienestar físico.


Cuando se encuentra en un entorno donde la concentración de iones negativos es mayor que la de iones positivos, tendrá un efecto positivo en tu cuerpo y mente. Hay un aumento en el flujo sanguíneo y el contenido de oxígeno a sus células; reduce la presión arterial y estabiliza la respiración creando un efecto calmante. El aumento del contenido de oxígeno en la sangre es fundamental para todas las funciones metabólicas que, a su vez, afectan su estado de ánimo.


No es ningún secreto que los lagos y estanques brinden imágenes y sonidos relajantes que lo ayudan a relajarse y eliminar el estrés en el ajetreado mundo de hoy. Ahora más que nunca, con una pandemia que parce no terminar, necesitamos los efectos curativos que proporciona el agua.



Ya sea que estés lidiando con estrés, enfermedad o desees mejorar tu perspectiva general de la vida, considera agregar un estanque, cascada o una fuente a tu espacio cotidiano. Los expertos coinciden en que tener a tu alrededor una fuente de agua puede ser extremadamente terapéutico.






8 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo